BEM VINDO AO BLOG DA REDE!!! OBRIGADO POR NOS VISITAR!!!

Graça e Paz

segunda-feira

EL ESPÍRITU DE ABSALÓN

EL ESPÍRITU DE ABSALÓN
(2 Samuel 15: 1-7)

Introducción: Absalón (el nombre significa “padre de paz”) como hombre natural, pertenecía a la familia real, era el tercer hijo del rey David y su madre era Maaca, hija del rey Gesur. Fue notable por su hermosura y por la abundancia de su cabello. Desde temprano se envolvió en problemas familiares comenzando con el asesinato de su medio hermano Amnom , a quien lo mató en venganza por causa de la violación de su hermana Tamar.
Tuvo que huir para vivir en otra ciudad lejos de su familia por tres años y volvió a Jerusalén por intermediación de Joab uno de los capitanes del ejercito de Davi, pero el rey no lo recibió en el palacio hasta después de dos años cuando decidió reconciliarse con él; finalmente lo aceptó de vuelta en el palacio, pero no lo disciplinó por el vergonzoso pecado que cometió, las consecuencias se reflejarán más tarde.
Absalón quería ser rey de Israel, aprovechando de la falta de leyes fijas sobre la sucesión monárquica en ese período, quería ser el heredero del trono a cualquier costo, de cualquier modo. Hacia todo lo que fuere posible para que el pueblo lo reconozca su derecho de primogenitura después de la muerte de Amnom hijo primogénito de David. Ganaba partido no solamente entre los pobres, mas también entre personas importantes, por su carácter simple y su fama de ser “amigo de la justicia”. Absalón seria el sucesor de David en el trono (mas los planes de Dios eran otras) y tramó varias veces contra la vida del rey y se hizo proclamar rey en Hebrom, y habiendo requerido darle batalla de una manera traidora finalmente acabó muerto por uno de los hombres valientes de David y luego enterrado con deshonra.
No hablaremos al respecto de la vida de Absalón el hijo del rey David, a analizar acerca del espíritu (principado) que dominaba y gobernaba la vida de este príncipe de Israel, por lo tanto escribiremos el nombre en minúscula, veremos también como acciona, como y donde es su campo de trabajo, cuales son los espíritus asociados con este principado de Satanás y cual es su objetivo en la vida de las personas y de la iglesia en los días de hoy.
1.- Describiendo el espíritu de absalón:
Absalón, en el mundo espiritual es identificado como el espíritu de REBELION, un espíritu de alto nivel jerárquico, un Principado satánico con las mismas características descritas en la vida de Absalón el hijo del rey Davi, era un espíritu que dominaba y manipulaba la vida del Joven príncipe. Este espíritu hoy en día opera en la vida de algunos miembros y líderes de la iglesia, por eso vemos miembros rebeldes, manipuladores, oportunistas y sin sujeción a las autoridades del ministerio, como veremos más adelante.
El Espíritu de absalón trabaja con otros espíritus asociados, como: Odio, ira, rabia, venganza, autosuficiencia (hacer justicia con sus propias manos o estrategias), cobardía, ingratitud, astucia, oportunismo, aprovechador de circunstancias, ceguera espiritual, usurpador (tomar el lugar de otro en forma violenta, con engaños, mentira y conspiración), hipocresía, sedición (división), seducción (falso amor). Absalón les besaba (esto es una actitud de *hipocresía)-hipocresía significa literalmente “aquel que actúa”, o sea un payaso mostrando un falso rostro colocándose detrás de una máscara-él besaba las manos de las personas que pasaban por el camino, demostrando falsa humildad, no queriendo reverencias, las personas se inclinaban, pero el extendía la mano, asegurándolos y haciéndolos levantar, ocultando así la falsedad de su carácter, pero como las personas estaban ciegas no miraban la falsedad de Absalón y los convencía fácilmente con la mentira.
Ya escuché decir a algunos ministros: “oh quien soy yo un simple siervo del Señor” pero la verdad es que estos llamados siervos no les gusta servir, pero sí que los llamen siervos, estos tienen un orgullo bien camuflado cubierto con la máscara de la religiosidad, falsa humildad y falsa santidad.
Cuado Jesús habló de ser siervos dijo que aquel que quiera ser el mayor tendrá que ser el servidor de los demás. Estamos para servir y no para esperar ser servidos, este acto Cristo lo demostró lavando los pies de sus discípulos; Juan el Bautista refiriéndose a Jesús dijo: Es necesario que tu crezcas pero que yo mengue.
2.- Como trabaja el espíritu de absalón?
Este espíritu está asociado al espíritu de Jezabel (1R. 21: 5-10,13-15), su aliado principal, este espíritu busca aliados para dominar a los más débiles de carácter (2Samuel 15:1) personas con una personalidad frágil y fácil de convencer, absalón (el espíritu) los llama para ofrecer solución a sus problemas sin necesidad de ir a la casa del Rey (presencia de Dios en oración), la persona es persuadida y envuelta por el espíritu de mentira y cree que sus problemas familiares, espirituales o financieros van a solucionarse sin necesidad de orar, ayunar, congregarse; en otras palabras, sin depender de Dios y de sus pastores o ministros de la iglesia.
a)- O espíritu de absalón llama a las personas para desviarlos de la verdad y de la justicia:
Los distrae con mentiras sutiles y los llama aparte para decirles que Dios está muy ocupado en otros asuntos más importantes, y no tiene tiempo para atender a sus necesidades y hacerlos justicia, está sordo y no puede oír el clamor de sus hijos que claman delante de él. Cuando las personas son engañadas por el espíritu de absalón, se vuelven sordas a la voz de Dios, pero pueden escuchar con facilidad la voz de espíritus engañadores. Entonces las personas buscan otras opciones para “solucionar” sus problemas, consejos de extraños o personas no autorizadas, líderes o ministros sin respaldo de Dios, brujos, adivinos, espiritistas o “pastores” sin rebaño los cuales andan sin someterse a nadie y sin cobertura. Este espíritu trabaja colocando a los miembros en contra de los pastores y ministros en forma sutil ganando partido cada vez más, ofreciendo falsas soluciones de sus necesidades (4.vs.) “Ah! Quien me diera ser juez en la tierra! Para que viniese a mi todo hombre que tuviese demanda o cuestión, para que le hiciere justicia.”
Alguien puede decir: “Quien me diera ser el pastor de esta iglesia para resolver todos los problemas que el otro no puede resolver; quien me diera ser el presidente de la misión, ya hubiese resuelto muchas cosas que el actual presidente o pastor no puede resolver. Quien me diera ser el líder principal de la Red, la situación seria bien diferente, haría muchas cosas que el líder actual no puede hacer, el es incapaz, no hace nada, está todo mal”. Yo digo: resuelva los asuntos pendientes de tu propia vida para intentar resolver problemas de los otros, creyéndote auto suficiente y mejor que los demás.
La autoridad que tienen los ministros de la iglesia es delegada por Dios, así como los reyes tenían autoridad delegada para gobernar sobre una nación. Ellos eran colocados en el trono mediante el ritual de la unción con aceite santísimo por medio de los profetas (los cuales ejercían un ministerio con autoridad de Dios). La nación tenía gran respeto por el profeta, poseía una grande autoridad hasta para hablar al mismo Rey. Ni siquiera piense en colocarse en un lugar donde Dios no lo colocó, peor con falsedades y mentiras, negociando con los necesitados intentando adquirir confianza y reconocimiento de su “autoridad” de ministro o líder.
El método de Absalón era encontrarse con las personas en la puerta, del tribunal del antiguo Israel, les preguntaba sobre su ciudad de origen y les ofrecía su interés y disponibilidad de ayuda. Los mandaba de vuelta para su país como embajadores de su propia causa y con la falsa esperanza de que sus problemas ya fueron resueltos, sin necesidad de llegar delante el propio Rey.
El objetivo de este principado es instalarse dentro del palacio, o sea, la iglesia (ministerio) y entronizarse para gobernar y dominar al pueblo de Dios y a los miembros de una congregación, implantando un tipo de gobierno que va contra la voluntad de Dios y su Palabra.
b)- El espíritu de absalón hace desviar el pueblo de los caminos verdaderos de Dios: así como el espíritu de Jezabel, busca desviar los ojos del pueblo de la voluntad de Dios y los aparta del camino y antes de llegar al objetivo y conquistar la bendición quedan en una condición miserable, de pobreza, dolencias, destrucción y muerte espiritual y física. El espíritu de Jezabel domina y controla usando el nombre de Dios demostrando falsa compasión, falso amor, se no es aceptado o no hicieren sus caprichos, se queda resentido, triste, con rabia revelándose finalmente a las autoridades que Dios colocó en el gobierno de la iglesia. Jezabel domina hombres con autoridad pasiva y se asocia con otros espíritus para criticar y murmurar a los ministros y líderes principalmente con el espíritu de Absalón (rebelión) que es el espíritu de la traición. Hablar del espíritu de Jezabel es otro tema de discusión, lo que haremos en otra oportunidad.
c)- El espíritu de absalón acciona para que el pueblo de Dios no busque la dirección correcta: Para que la iglesia no pueda llegar con sus dificultades delante de la presencia del Señor y luego tome actitudes negativas fuera de la voluntad de Dios y crea que sus problemas pueden ser resueltos de manera más simple y sin mayores esfuerzos. Este espíritu se coloca al frente antes que usted pueda llegar a la casa del Señor, hurtando tu corazón para colocar rebelión contra la voluntad de Dios y así la voluntad de Dios no se cumpla en tu vida, en tu familia, en tu ministerio, en tu empresa, etc. (Vs.6) “De esta manera hacia con todos los Israelitas que venían al rey a juicio, y así robaba Absalón el corazón de los de Israel” Este espíritu roba el corazón (alma, emociones, deseos) de las personas colocando sentimientos de pobreza, injusticia; la persona piensa que no hay nadie para atender sus necesidades y hacerlo justicia, entonces es allí que busca “soluciones” y otras alternativas lejos de Dios, como por ejemplo en los hechiceros, adivinos, brujos, etc.
Recuerda que Dios siempre está cerca de usted, El no está sordo para que no pueda escucharte, sus manos no están encogidas para levantarte (Is.59:1)
d)- El espíritu de absalón actúa impulsado por el espíritu de la religiosidad: Ora canta, danza, profetiza, presenta ofrendas de sacrificios, diezma, pero todo lo hace por conveniencia hasta llegar la oportunidad de demostrar su verdadera identidad, puede pasar meses y años escondido en medio de la iglesia sin ser descubierto. Pero la unción apostólica y profética puede destruir el espíritu de Absalón. (Vs.7) “Al cabo de cuatro años, aconteció que Absalón dijo al rey: Déjame ir a pagar en Hebrón mi voto que hice al señor” O versículo ocho menciona la falsedad de Absalón, era un invento de el, talvez nunca hizo tal voto de “servir al Señor”; lo que el quería era organizar su ejército en Hebrón, una ciudad amurallada que fue destruida y reconstruida varias veces por diferentes líderes de Israel, desde aquí Absalón conspiró contra su propio padre.
e)- El espíritu de absalón envía sus espías para saber las brechas o puntos débiles del pueblo: Estos emisarios secretos entran para en la iglesia con el fin de proclamar a falsa victoria del enemigo, sembrando el miedo y la cobardía en los débiles y descuidados de la oración, del ayuno, hermanos que dejan de congregar por muchos días, buscando otras iglesias que se adaptan a sus gusto y costumbres, pidiendo consejos de otros ministros, que no es su pastor y sin cumplir con sus obligaciones escuchando el falso sonido de trompetas, o sea noticias falsas, predicaciones y doctrinas mentirosas que no cambia a nadie, palabras vacías y huecas que no transforma la vida de nadie, intentando levantar un gobierno, o sea su propio ministerio, fuera de los fundamentos de Cristo y diferente a los propósitos de Dios (Vs.10). Hay, líderes rebeldes que se autoproclaman ministros antes del tiempo, andan engañando y contando a todo mundo de su “gran ministerio”. Estos ministros rebeldes ni siquiera pasaron por un periodo de formación y tratos de Dios, nunca aceptaron ser pastoreados primero y continuamente andan en indisciplinas causando desorden en grupos cristianos desprovistos de discernimiento espiritual.
f)- El espíritu de absalón tiene poder para engañar y convencer aún a las personas de confianza en el ministerio:
Líderes y ministros principales pueden ser convencidos por el espíritu de Absalón y dejarse llevar por el espíritu de la conspiración contra los siervos que Dios colocó como consejeros en la iglesia (Vs.11-12). Aitofel era el principal consejero del rey Davi (2Samuel 16:23), sus palabras eran la respuesta como del mismo Dios, pero la fidelidad con el rey fue abatido y sin el saber cayó rendido delante del espíritu de absalón, pues nada sabia de los negocios del hijo rebelde del rey (vs.11). David oró a Dios para que el consejo de Aitofel se tornase en locura, así traer el juicio de Dios sobre su vida por lo que acabó ahorcándose (2Sm 17:23). Cuando nuestros líderes no vigilan las áreas más vulnerables continuamente son fáciles de ser engañados y convencidos por el espíritu de absalón.
g)- El espíritu de absalón puede hacer huir de la casa a los verdaderos escogidos de Dios:
Cuando el líder o ministro olvida del respaldo y de las promesas de Dios sobre su vida huye como un cobarde, a veces olvida del poder, de la autoridad, de la unción que Dios le dio para desarrollar el ministerio y actúa como un hombre común (Vs.14) “Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, por que no podemos escapar delante de Absalón, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada”. Es así que aconteció también con el profeta Elías, después de orar poderosamente y hacer llover milagrosamente sobre la tierra después de siete años de sequía y hacer caer fuego del cielo para consumir el holocausto, delante los ochocientos falsos profetas de Baal y Asera; tuvo que huir de Jezabel para esconderse en una caverna. Usted dirá como un hombre tan poderoso y ungido puede hacer tal cosa, si fuese yo hubiese reprendido en el nombre de Jesús y pronto, problema resuelto.
Esto no es asunto de decir: está atado, está reprendido, anulado, o está quemado!! Pero tu vida está hecho un desorden total, sin oración, ni ayuno, sólo viene para el culto los domingos y anda distraído toda la semana. Esta es una verdad visible en muchas iglesias, hay hermanitos que durante la semana, no oran ni leen su Biblia, pero llega el fin de semana se vuelven todo pentecostales y evangélicos, entran al culto glorificando, sonriendo a todo mundo y hasta hablando lenguas angelicales.
Estos espíritus de cobardía y miedo son principados y potestades poderosos y sólo pueden ser derrotados y destruidos por el poder y la unción del Espíritu Santo, esta unción funciona sólo cuando usted lleva una vida de santidad, de sumisión, una vida disciplinada y restaurada; pero Dios permite ciertas veces que acontezcan imprevistos en nuestra vida y ministerio para probar nuestro corazón y hacernos ver que somos mortales y reconocer que sin El no somos nada... El es el Poderoso, debemos confiar en su poder, en todo momento de nuestra vida.
Recuerde que David era hombre de guerra, con grandes experiencias militares, era un estratega incomparable en asuntos de ataques, tenía hombres capacitados, valientes y veloces, diestros en la flecha y en la lanza, pero que aconteció? Puedo decir lo mismo que aconteció con el profeta Elías, fue envuelto circunstancial y momentáneamente por el espíritu de cobardía como cualquier persona. Tal vez en David no fue totalmente cobardía, podemos considerar que fue una estrategia de guerra huir del palacio pues nadie habló nada cuando él decidió huir junto con sus líderes y consejeros, pero por que no oró a Dios o pedió consejo de algún profeta para saber que hacer en estas circunstancias? Lo que podemos percibir es que hasta los hombres más sabios y ungidos en alguna circunstancia de la vida sus emociones son afectadas y desequilibradas momentáneamente, y así queda difícil orar a Dios o pedir consejo de alguien, entonces allí es cuando nuestras emociones toman cuenta de nosotros y terminamos actuando locamente controlados por las mismas. En momentos como este yo preferiría el consejo de algún ministro experiente y pedir ayuda de Dios, confiaren el poder de él que actuar confiando en mis propias experiencias ministeriales. Sabemos lo que pasó con algunos líderes otrora poderosos que no buscaron ayuda de otros ministros y líderes intercesores en los momentos cruciales del ministerio. Prefirieron quedar callados talvez por vergüenza de hace conocer sus flaquezas o por creerse auto suficientes.
Recuerda de Moisés cuando estuvo frente al Mar Rojo y atrás de ellos el ejército de Faraón, ¿que hizo? ¿Recuerda de Pedro cuando fue confrontado por ser seguidor de Jesús, que respondió? Recuerda del clamor del mismo Jesús cuando estuvo colgado en la cruz, acaso él no fué también humano? En algún momento de nuestra vida seremos probados como cualquier persona, pero ojalá que al llegar ese inesperado momento podamos confiar en el poder de Dios y acordarnos de las promesas. Dios nunca abandona sus hijos, nunca olvida de su pueblo, simplemente en su voluntad permisiva deja que el enemigo se levante contra nosotros, pero no significa que va destruirnos; si Dios no permite el Diablo no puede tocarnos ni siquiera un cabello.
Las pruebas que pasamos son para que nuestra fe sea perfeccionada y nuestra confianza en él más firme, al final de la prueba veremos de quien es la victoria. Todas las persona que fueron sometidas en diferentes pruebas tuvieron una impresionante Victoria delante el enemigo después de la prueba, y el nombre de Dios fue glorificado una vez más. No olvidemos que en Cristo Jesús, somos más que vencedores. Si andamos en sus caminos obedeciendo su Palabra, con certeza él nos da la garantía de una vida de victoria frente al enemigo, pero si usted escoge otro camino y vive como quiera Dios no es responsable por lo que te acontezca lejos de los caminos de él.
h) El espíritu de absalón desequilibra la unión y el compañerismo familiar: Su trabajo es destruir las estructuras y los lazos familiares colocando contiendas, peleas, discusiones, confusión, calumnias, insultos, escándalos, traición mutua y odio unos a los otros, palabras de maldición y aflicción de espíritu. Hijos se levantan contra los padres, padres contra los hijos. Otros espíritus son desatados para actuar en los miembros del primer y segundo grado, hasta parientes cercanos y amistades que nada tiene que ver con el asunto son envueltos en el problema. Cuando el espíritu de confusión es desatado sobre la familia se pierde el respeto entre los líderes principales (esposo y esposa) y todo se torna un desorden total, una utopía familiar, y nadie sabe que más hacer. El trabajo final del espíritu de confusión es destruir la paz, la tranquilidad, la alegría, la unidad y llevar a la familia a la ruina total y finalmente apartarlos de los caminos de Dios.
Absalón decía alas personas “no tienes quien te oiga de parte del rey” (Vs. 3), esto era una calumnia, ya que el rey ni siquiera sabia de las personas que venían al palacio con sus demandas, Absalón las detenía en medio camino antes de ellos llegar al tribunal del rey. Las causas eran juzgadas superficialmente, sin análisis, sin testigos, sin supuestos culpados del delito. Quien quedaba como injusto era el Rey. El rey representa al líder principal o ministro de la iglesia, ya sea el apóstol, profeta o pastor que cuida la administración general de una congregación o un ministerio. Absalón ganaba cada vez más partido, para derrotar al Rey, o sea, el líder principal era desacreditado y su reputación observada como indigno. Hablando en otras palabras, el pastor deja de ser el mejor pastor para el miembro rebelde, el padre deja de ser el mejor padre para su hijo, y el hijo deja de ser el mejor hijo para su padre y finalmente todos se vuelven contra todos.
Jesús habló de las señales que acontecerán en los tiempos antes de la segunda venida y uno de las señales que ya estamos viendo es la operación del espíritu designado para destruir las familias.
El espíritu que fue designado para destruir las familias trabaja desde los tempos antiguos. Vemos en la historia de las diferentes familias de los antiguos habitantes: Adán y Eva (Caín y Abel), Abrahán (Isaque e Ismael), Jacob: Sus hijos vendieron a José como esclavo para Egipto, reyes de Israel como el Rey David y sus descendentes Vivian en continuos conflictos familiares.
Absalón asesinó a su medio hermano Amnom por odio, rabia, rencor que llevaba guardado por mucho tiempo en su corazón, acabando en una venganza de muerte. La rabia y el rencor es una muestra de la falta de perdón, cuando la persona no está dispuesta a perdonar después será difícil para él, y si deja pasar mucho tiempo sin reconciliarse el resentimiento y la amargura contaminará cada vez más su corazón, hasta llegar al nivel de vengarse de su oponente.
Usted no puede hacer justicia por sus propias manos, deja a Dios actuar en tu favor en el momento oportuno. No diga palabras de maldición sobre nadie, ni insultos o palabras hirientes, eso puede oprimir más tu alma y causar más heridas, tu corazón puede tornarse una bomba de tiempo, muchas veces el corazón es la fuente de donde salen palabras que contienen veneno mortal para matar espiritual o físicamente a alguém.
El del Rey David, no solo se dejó llevar por el odio, pero también por el orgullo y la codicia de llegar al poder.
Esta corriente de maldición de conflictos en la familia necesita ser cortado y destruido desde la primera hasta la cuarta generación en el nombre de Jesús y desatar, activar y proclamar la unidad, la paz, la armonía, el amor, el perdón y la comprensión en los hogares. Proclamar que cada casa, cada familia es el trono de Jesús.
Veamos algunos ejemplos sobre el espíritu de absalón:
El espíritu de rebelión es un principado satánico, es comparado al espíritu de hechicería, domina muchas personas para revelarse contra la autoridad que Dios colocó; Pablo dice que debemos someternos a las autoridades que Dios constituyó en esta tierra.
-Rebelión de los coreitas, contra Moisés (Nm. 16:1-3.31-33)
-Rebelión de las esposas contra la autoridad del esposo (Cl. 3:18; 1Pd. 3:1)
-Rebelión de los hijos contra la autoridad de los padres (Cl. 3:20)
-Esposos que se rebelan contra la ley de Dios, abandonando la mujer del pacto, y buscando otra quebrantando los mandamientos de Dios (Mq. 2:15-16)
3.-El espíritu de absalón se rebela para que el ministerio apostólico y profético no sea restaurado en la iglesia. (Hch. 13:6-8)
El espíritu de absalón se opone a la restauración y liberación de millares de personas esclavizadas por la religión, así como se oponía Elimas el mago, al ministerio de Pablo y Bernabé, este mago, ejercía gran influencia en las autoridades principales del gobierno. Hoy podemos ver que existen personas con el espíritu de oposición dentro de las iglesias, dominando a algunos ministros, manipulando a los líderes principales para que el pueblo no acepte a los apóstoles y profetas. El diablo sabe que si la iglesia abre sus ojos y acepta el mensaje que traen estos hombres y mujeres de Dios quienes fueron levantados en esta época, multitudes de vidas serian restauradas y libertadas. Muchas congregaciones carecen de conocimiento de la doctrina apostólica y profética, la religiosidad y el denominacionalismo causaron ceguera, esclavitud espiritual, ministerial y financiera en el pueblo de Dios, es por esto que el enemigo se va a oponer usando personas como Elimas el mago, como Absalón, Jezabel, Coré, Datan, Abiram, etc.
Con las personas que se levantan contra las autoridades de la iglesia tenemos que ser drásticos y no dejarlos ni una oportunidad para accionar, Moisés fue drástico y tajante con los coreitas, acabando estos tragados por la tierra, dice Deuteronomio 16:32 y 33: “Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes ³², Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación” ³³. Pablo reprendió al mago con toda autoridad sin darle tiempo a nada. Hechos 13:9-11: “Entonces Saulo, que es también Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos,(*confrontar)dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?. Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano”.
El final de la vida del hijo de David fue trágico, y triste, murió asesinado por los hombres del rey, los coreitas acabaron descendiendo vivos al Seol, todo esto por rebelarse contra la autoridad de Dios, Elimas terminó ciego; me pregunto ¿que otras experiencias lamentables puede suceder con aquellos que hoy se levantan contra los ministros de Dios? ¿Si no los confrontamos y reprendemos que males causarían al la iglesia o al ministerio? ¿Que hacer con los que se levantan en rebelión, esperar que se restauren y luego darles un cargo en el ministerio.
4.- Como destruir el Espíritu de absalón?
-Reprender y atar el espíritu de absalón, deshaciendo todo trabajo y actividad dentro de la iglesia ordenando salir fuera y lanzarlos para las profundidades del abismo en nombre de Jesús.!!
-La iglesia tiene que entrar a la dimensión de la unción apostólica y profética. El Espíritu Apostólico vela por la santidad y madurez de la iglesia y la unción profética exhorta a la iglesia a la obediencia de Dios revelando las cosas ocultas y acciones del enemigo contra la iglesia.
-Necesitamos unción renovada del E. S. que cauterice, que reprenda y destruya el espíritu de Absalón. La unción para hacer guerra espiritual se obtiene con una vida de continua oración y ayuno, andando en santidad delante de Dios, obedeciendo, amando y sometiéndose a la autoridad de los pastores y ministros que cuidan y administran en la iglesia local.
*La iglesia necesita renunciar arrepentirse cerrando toda legalidad y toda brecha que fue abierto, deshaciendo todo trabajo del espíritu de absalón dentro de la iglesia, en la vida de los miembros, niños, adolescentes, jóvenes, líderes y ministros.
*Pedir perdón y perdonado unos a los otros por los errores y pecados de rebelión contra los líderes y ministros que Dios puso en el gobierno y administración de la iglesia. Ungir con aceite a todos los miembros que sientan y reconozcan honestamente áreas de opresión en su vida, cancelando todo poder y actividades de influencia del espíritu de absalão, en la mente, en la voluntad y en los deseos (alma, cuerpo, y espíritu) de la persona.
*La iglesia debe hacer ayunos continuos. El ayuno ayuda al pueblo a mortificar las obras de la carne dedicarse más tiempo a la oración y el estudio de la Palabra, por medio de la oración y EL estudio los ojos y oídos espirituales son abiertos, el corazón se torna más sensible, la unción fluye con más libertad y se puede visualizar con mayor facilidad lo que acontece en el mundo espiritual.
*Formar grupos de intercesores, personas que oren continuamente para cubrir a la iglesia, la vida de los líderes, pastores y ministros que están en la línea de frente.
*Destruir toda corriente de maldición y espíritus de herencia familiar, de la primera hasta la cuarta generación, cancelar todo poder del infierno y las maldiciones que fueron proferidas contra la familia.
* Destruir toda alianza y decreto antiguo, proclamar nuevos decretos sobre la vida de cada miembro de la familia en el nombre de Jesús.
Conclusión: Se usted está pasando por alguna dificultad por causa de su carácter o atravesando problemas familiares serios, tiene deseos de vengarse de alguien, odio de algún miembro de su familia o dificultades para perdonar; está sintiendo alguna fuerza o presencia extraña que lo quiere llevar a levantarse contra su pastor, su apóstol, o cualquier ministro de la iglesia, quiero decirle que no es usted, sino el espíritu del diablo que le está influenciando, y tiene que renunciarlo en el nombre de Jesús, no dude en buscar ayuda inmediata, verá que Dios le da la victoria contra este principado y vencerlo para que a su tiempo seas restituido a tu lugar y ser de ayuda en el ministerio.

Apóstol: Josue R Rubio